Estás en: Inicio > Sanidad cinegética > Se detecta en España por primera vez una especie de Triquina en el jabalí distinta de la habitual
Sanidad

Se detecta en España por primera vez una especie de Triquina en el jabalí distinta de la habitual

En jabalíes cazados en Cataluña

05 diciembre 2014

Recientemente, la Agencia de Salud Pública del Gobierno de Cataluña informó que desde el comienzo de la temporada de caza de 2014-2015, se han detectado dos casos de jabalí con triquina en el establecimiento de manipulación de carne de caza del Ayuntamiento de Montseny (Barcelona).
 
Además de estos dos nuevos casos declarados, se ha detectado también la presencia de Trichinella pseudospiralis en jabalí por primera vez en Cataluña y España. La Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) ya ha expresado su preocupación ya que el método de detección de triquina basado en el examen triquinoscópico no sirve para detectar la presencia de T. pseudospiralis. Para garantizar el consumo de carne segura procedente de animales sensibles a triquina, se recomienda evitar el uso de este método a partir de ahora y se cambie por algunos de los métodos de digestión recogidos en los Capítulos I y II del Reglamento 2075/2005.

En nuestra web ya hemos tratado con anterioridad esta problemática, si bien, nunca nos cansaremos de recordar a los cazadores que:
 
1. Si los controles realizados indican que se trata de animales infestados con triquina, las carnes no se deben consumir y se destruirán.

2. Si quieren destinar las carnes a comercialización (minoristas, restaurantes), es necesario que, previamente, estas carnes pasen por un establecimiento de manipulación de caza autorizado, donde se realizará el control sanitario tal como prevé el Reglamento 853/2004
 
3. La congelación de la carne no garantiza la inactivación de las larvas en todos los casos, ya que hay especies de triquina que son resistentes.

4. Las carnes para consumo doméstico en el que el método de detección de triquina ha sido el triquinoscópico, aunque el resultado haya sido negativo, no deberían utilizarse para la elaboración de preparaciones a base de carne cruda o poco cocida.

5. Procesos de transformación como la salazón, el ahumado y el secado, no inactivan los quistes de Trichinella.

No olvidéis que si deseáis saber más sobre ésta y otras enfermedades que pueden afectar a nuestras especies de caza mayor, así como de la inspección veterinaria que debe realizarse antes de comercializar la carne de caza en nuestro país, podéis matricularos en nuestros curso online sobre ambos temas, cuyos enlaces os adjuntamos por si deseáis más información.

Ingeniería Cinegética de la Mancha
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Vitravision. Las mejores marcas de óptica a los mejores precios
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter