Estás en: Inicio > Sanidad cinegética > La pasterelosis del ciervo
Sanidad

La pasterelosis del ciervo

23 agosto 2013

La pasterelosis del ciervo y de otras especies silvestres y domésticas es un proceso causado por bacterias del Género Pasteurella spp.

Se trata de gérmenes que se encuentran presentes habitualmente en el tracto respiratorio sin causar ningún efecto negativo en la mayoría de los animales, tanto silvestres como domésticos, e incluso el hombre.

Estos agentes, ante determinadas circunstancias inmunosupresoras, principalmente ambientales, que desencaden un estrés en los animales y, por tanto, una disminución en las defensas del animal, son capaces de multiplicarse, pasar al torrente sanguíneo y provocar un cuadro septicémico agudo o sobreagudo e incluso causar la muerte de los animales afectados. Estos cuadros cursan principalmente con fiebres elevadas, difíciles de apreciar en fauna silvestre de forma directa, aunque algunos indicios pueden hacernos sospechar, como comportamientos anormales, actividad a horas inusuales, proximidad a cursos de agua e ingestión de ésta en momentos poco comunes, entre otros.

En nuestro país, los principales brotes asociados a este proceso se han presentado en veranos calurosos y prolongados con una importante diferencia térmica entre el día y la noche y precedidos de primaveras húmedas que generaron abundante alimento, lo que provocó un engrasamiento elevado de los animales previo a un periódo prolongado de escasez. Este aspecto genera una movilización de grasas que genera una alteración metabólica en el organismo que favorece la aparición del proceso.

Algunos brotes asociados a esta enfermedad:

Año 1991.- Brote ocurrido en los Montes Universales en el límite entre las provincias de Teruel y Guadalajara que afectó a más de 100 ejemplares de ciervo ibérico.

Año 2007.- Brote ocurrido en la provincia de Cádiz con un total de 463 ejemplares afectados por pasteurellas.

Año 2010.- Brote ocurrido en la R.R.C. "Sierra de la Culebra" en la provincia de Zamora con más de 100 ejemplares muertos por la enfermedad.

Es destacable además que no solo se han descrito brotes similares en ciervo ibérico en España, sino también en otras especies próximas taxonómicamente como el ciervo de cola blanca (Odocoileus virginianus) en Estados Unidos, Méjico o Argentina, en los años 60 y 70.

Pablo Pereira. Retratos de Fauna
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Perdices molleda
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter