Estás en: Inicio > Sanidad cinegética > Estudio de dos enfermedades reproductivas en jabalí
Sanidad

Estudio de dos enfermedades reproductivas en jabalí

30 octubre 2012

Con este artículo analizaremos dos enfermedades reproductivas del jabalí que pueden tener un gran interés en la gestión cinegética de la especie y su interacción con animales domésticos.

La primera de ellas esta producida por un Circovirus tipo 2 que se presenta en animales jóvenes. La segunda de ellas es el Síndrome respiratorio y reproductivo porcino (SRRP), que afecta a animales de todas las edades pero especialmente a hembras gestantes y animales jóvenes.

Ambas enfermedades son potencialmente peligrosas para nuestras poblaciones de jabalí, una por estar ya en nuestros campos y otra que, afortunadamente no tiene una alta presencia, y debemos cuidarnos para que no infecte a las poblaciones silvestres.

El Circovirus tipo 2 que es el causante de una enfermedad cuyo nombre largo y tedioso lo hace poco utilizable, desmedro postdestete de los lechones. Se caracteriza por el alto número de muertes, hasta el 90% de los animales infectados, principalmente los animales más jóvenes no mayores de 5 meses. Este virus penetra en el organismo a través de los pulmones con el aire inspirado, diseminándose por todo el organismo y afectando principalmente al sistema inmunitario lo que hace que se reduzcan las defensas del animal y también sean más sensibles a otras patologías. En el caso de las hembras también reduce el número de óvulos posibles de fecundación, es decir, disminuye el tamaño de camada. Estas lesiones provocan que los animales enfermos puedan ser identificados por su extrema delgadez. El contagio se produce mayoritariamente por el contacto directo y estrecho entre los animales sanos y enfermos, siendo en poblaciones silvestres complicado su control. La herramienta principal es la reducción de densidades para minimizar en lo posible la transmisión del virus.

En cuanto al Síndrome reproductivo y respiratorio porcino, denominado con las siglas SRRP, es una de las patologías que causa mayores pérdidas en el ámbito porcino, asociadas a un alto índice de abortos, mortinatalidad y retraso del crecimiento de los lechones. Es un proceso vírico causado por un virus de la Familia Arteriviridae, que penetra por vía respiratoria principalmente en hembras gestantes y animales jóvenes. Una vez en el organismo, este virus provoca en las hembras gestantes unos cuadros febriles que se acompañan de abortos tardíos y nacimientos prematuros en aquellas que se contagian con la gestación más avanzada. Esta infección puede incluso llegar a producir una merma del 50% de la camada además de la muerte de las madres.


Como hemos comentado, este síndrome no tiene sólo un efecto reproductivo sino que, además, también presenta un cuadro respiratorio que afecta a animales de todas las edades, que no siendo mortal en la mayoría de los casos, sí que deja a los animales muy mermados y susceptibles de infecciones y procesos posteriores que les pueden provocar la muerte.
El contagio de esta enfermedad, en la mayoría de los casos, se produce por el contacto directo entre animales que se pasan el virus por vía respiratoria con suma facilidad. El consumo de agua infectada por el contacto estrecho entre animales infectados también se ha descrito como importante vía de transmisión.

Los trabajos que han estudiado ambas patologías en poblaciones de jabalíes silvestres españolas son varios. Mientras que las prevalencias del SRRP han sido siempre bajas, la presencia del Circovirus tipos 2 ha sido mucho más alta, llegando incluso hasta cerca del 52% de las poblaciones estudiadas. En algunas investigaciones se ha asociado la presencia de estas enfermedades con otras infecciosas como por ejemplo con la enfermedad de Aujezsky.

En conclusión, la superpoblación de jabalíes que se produce en algunas zonas facilita la aparición e instauración de éstas y otras enfermedades importantes y graves para las poblaciones. Por tanto, lejos de suponer un beneficio, poblaciones sobredimensionadas, a medio y largo plazo pueden provocarnos grandes problemas sanitarios entre otros. Así bien, debemos tener presente que enfermedades como el SRRP, con una baja presencia en jabalíes silvestres, podría estar esperando una merma del estado inmunitario de los animales para su instauración, por lo que debemos estar vigilanes y las reses abatidas en la temporada de caza son una fuente de información fundamental. Por todo ello, es muy importante que en el caso de cazar animales extrañamente delgados, con signos de enfermedad, pelaje deteriorado... lo comunicaramos a los veterinarios correspondientes para tratar de establecer la causa y, en su caso, instaurar, de forma rápida, las medidas de gestión adecuadas.

Ingeniería Cinegética de la Mancha
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Vitravision. Las mejores marcas de óptica a los mejores precios
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter