Estás en: Inicio > Sanidad cinegética > Brucela, una bacteria también presente en liebre o jabalí
Sanidad

Brucela, una bacteria también presente en liebre o jabalí

22 diciembre 2011

La brucelosis, también conocida fiebres de Malta o fiebre ondulante es una de las zoonosis (se puede transmitir entre los animales y el hombre) que a la mayoría de nosotros nos resulta familiar.

La enfermedad está causada por bacterias del genero Brucella, cuyas principales especies son las siguientes:

B. mellitensis: cabras y ovejas. (especie con mayor riesgo de infectar a humanos)
B. abortus: vacas y visones.
B. suis (existen 4 “suptipos”): cerdos, roedores, jabalíes y liebre. Existe además una infinidad de especies animales que pueden ser infectadas accidentalmente.
B. canis: perros (infecciones a humanos raras)

En animales los síntomas varían dependiendo de la especie, pero en líneas generales provoca abortos, problemas reproductivos y artículares y disminuye la producción láctea. Además los ejemplares afectados se convierten en portadores de la enfermedad, pudiendo contagiar a otros sanos aunque ya no presenten síntomas clínicos.

En las personas los primeros síntomas afectan al estado general: picos de fiebre, sudoración, debilidad, dolor muscular, etc. Pueden aparecer lesiones en las articulaciones, meningitis, problemas en el corazón y en la visión. También son frecuentes las lesiones genitourinarias (inflamación de los testículos).

La transmisión de la enfermedad entre los animales y entre éstos y el hombre se produce a través de la placenta, liquidos fetales de animales infectados, leche o incluso sangre y también por ingestión de alimentos contaminados (leche, quesos…) o carne mal cocida. Por ello, el personal de riesgo (ganaderos, veterinarios, cazadores, etc.) tiene que tener precaución durante el manejo.

El papel como reservorio de la enfermedad de las especies silvestres (pueden mantener las bacterias sin presentar síntomas y transmitirlas, principalmente al ganado), como el jabalí y la liebre o incluso otros ungulados como el ciervo, es un aspecto fundamental a considerar para alcanzar el control y erradicación de la enfermedad.

En relación con la actividad cinegética una eliminación correcta de los residuos de cacería o el faenado higiénico de las carnes y su cocinado adecuado, principalmente de liebre y jabalí, resultan medidas óptimas para la prevención y el control del proceso.

Palabras clave: Brucelosis, zoonosis, jabalí, liebre.

Ingeniería Cinegética de la Mancha
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Vitravision. Las mejores marcas de óptica a los mejores precios
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter