Estás en: Inicio > Sanidad cinegética > Arranca la media veda
Crédito de la imagen: Pixabay
Sanidad

Arranca la media veda

¡Cuidado con las garrapatas!

13 agosto 2019

Seguro que muchos de vosotros estáis ya pensando en preparar el morral y salir al campo detras de las ansiadas y, por desgracia, cada vez más escasas codornices o tórtolas.

Es tiempo de disfrutar de amaneceres frescos, de olores y sensaciones que año tras año recuperamos de la mano de algún buen recuerdo junto a nuestros padres y abuelos y esa cuadrilla con la que siempre compartimos el taco.

Sin embargo, no vamos a hablar, como en otras ocasiones, de perchas, de cupos, de gestión o de recuerdos. En esta ocasión vamos a tratar un tema que cada vez nos preocupa más, las garrapatas y las enfermedades que son capaces de transmitir a las personas, a raiz de un informe, recientemente actualizado por el Ministerio de Sanidad, sobre la situación y evaluación del riesgo de transmisión del virus de fiebre hemorrágica Crimea-Congo en España.

Este informe señala que la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo es una enfermedad transmitida por garrapatas, de extensión mundial, considerada como emergente en algunos países de Europa, pero con alto riesgo en España, debido principalmente a su proximidad con África, de donde procede.

En nuestro país se detectó por primera vez el virus en 2010 en garrapatas capturadas en Cáceres, en trabajos realizados sobre ciervos. En 2016 se produjo el primer caso en personas. Desde ese momento se ha detectado el virus en garrapatas del género Hyalomma de prácticamente toda la Península. En 2018 se detectaron además serologías positivas (animales que han tenido contacto con el virus) en fauna silvestre y animales domésticos de Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Andalucía.

Estos datos indican que el virus circula en España y que se transmite por garraptas, puesto que el periodo de viremia y, por tanto, de contagio potencial entre animales o de éstos a las personas, es muy reducido. 

El informe incluye entre los grupos de riesgo de infección a ganaderos, agricultores o cazadores entre otros. Por tanto, es necesario tenerlo en cuenta en nuestras salidas al campo. Aunque hay muchos casos que son asintomáticos, cuando los síntomas aparecen la mortalidad puede ser elevada y en ese momento sí puede haber riesgo de contagio entre personas. 

Los síntomas, entre los que se incluyen fiebre, malestar, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares y posteriormente diarreas o vómitos, suelen presentarse tras un periodo de 1-3 días desde la picadura de una garrapata. Si el proceso se agrava pueden aparecer otros como hemorragias y alteraciones neurologicas.

Por todo ello, es conveniente usar repelentes que eviten la picadura de garrapatas, pero sobre todo es fundamental que cuando volvamos del campo nos revisemos bien ante la posible presencia de garrapatas en calzado, ropa o material de caza, así como en nuestros perros. Es recomendable además, ducharse antes de 12 horas tras salir de caza y, en caso de detectar alguna garrapata ya adherida a nuestra piel, acudir a un centro de salud para que procedan a su retirada y envío al laboratorio para su análisis.

Si notamos síntomas compatibles con la enfermedad tras algunos días desde la salida al campo, será conveniente acudir al médido y advertir esta situación, puesto que cuanto más rápido sea el diagnóstico, más favorable será la resolución del proceso.

 

 

Ingeniería Cinegética de la Mancha
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Vitravision. Las mejores marcas de óptica a los mejores precios
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter