Estás en: Inicio > Ciencia y Caza > Sobre los ataques de osos pardos a personas
Crédito de la imagen: Pixabay
Ciencia y Caza

Sobre los ataques de osos pardos a personas

¿Tenemos motivos para preocuparnos?

14 enero 2020

De vez en cuando nos llegan noticias sobre incidentes entre osos pardos y personas desde diversas partes del mundo. En función del medio de comunicación que de la noticia, pueden darse detalles más o menos escabrosos y como suele suceder, son las muertes de personas las que más mayor impacto tienen. Pero, ¿en qué medida se producen estos incidentes? ¿Hay factores que los expliquen? ¿tenemos motivos para preocuparnos?

Una extenso estudio mundial, recientemente publicado y firmado por un nutrido grupo de investigadores de aquellos países en los que hay osos pardos Ursus arctos (incluyendo España), nos dan respuestas e interesantes conclusiones. Para ello, este grupo de investigadores recopilaron los datos de los ataques de osos pardos a personas durante el período 2000-2015. 

En total, se registraron para este período un total de 664 ataques (con 49 fallecidos), estando distribuidos de la siguiente forma: 

- Norteamérica, 183 ataques. 

- Europa, 291. 

- Este (incluyendo Rusia, Irán, Turquía, etc): 190. 

En España, se registraron 5 ataques sin ningún fallecido durante el periodo estudiado. Los países que encabezan la lista de ataques y muertes fueron Rumanía (131 ataques, 11 muertes) y Turquía (54 ataques, 11 muertes), pese a tener una población de osos mucho menor que países como Estados Unidos y Canadá.  

Según los resultados, la mitad de las personas atacadas estaban haciendo actividades de ocio al aire libre, y lo más frecuente era un "encuentro" con una osa con crías. Los ataques se han incrementado con el tiempo y son más frecuentes cuando hay densidades elevadas de osos en lugares con poca densidad de población humana. A nivel global, una vez que se tenía en cuenta la densidad de osos y personas, no se encontraron diferencias significativas de ataques entre los continentes, países y tampoco por las prácticas de caza realizadas en cada país. 

Este artículo nos deja un mensaje claro: los osos no son tan fieros como algunos creen, pero en las zonas oseras hay que tener precaución para evitar encuentros no deseados, así como saber reaccionar de forma adecuada ante una situación como esta, ya que tanto en España como en otros países, siguen estando amenazados y es obligación de todos contribuir a su conservación. 

Referencia del artículo

Bombieri, G., Naves, J., Penteriani, V., Selva, N., Fernández-Gil, A., López-Bao, J. V., ... & Bolshakov, V. (2019). Brown bear attacks on humans: a worldwide perspective. Scientific reports9(1), 8573.

Pablo Pereira. Retratos de Fauna
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Perdices molleda
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter