Estás en: Inicio > Ciencia y Caza > ¿Compiten por el alimento la cabra montesa y el ganado doméstico?
Crédito de la imagen: Pixabay
Ciencia y Caza

¿Compiten por el alimento la cabra montesa y el ganado doméstico?

Un estudio analiza los patrones

10 marzo 2021

La necesaria convivencia en el medio ambiente de la fauna silvestre y el ganado en extensivo es el foco de todas las miradas, tanto desde el punto sanitario como por la posible competición por el alimento. En este último aspecto se ha centrado la investigación de T. Martínez, analizando las diferentes adaptaciones al medio que tienen cada especie en un espacio compartido, como son los pastizales de montaña de la Sierra de Gredos, durante verano y principio de otoño.

Con la intención de descubrir si existe o no, competencia por el alimento entre la cabra montesa y el ganado, los autores estudiaron a nuestra montesa y la vaca, el caballo y la cabra doméstica.

Las especies pascícolas fueron la vaca y el caballo, alimentándose de gramíneas principalmente. La abundancia de pastizales (llamados cervunales en estos lugares) ofrecieron una alimentación de calidad para estas especies, sosteniendo una carga ganadera considerable.

Por otro lado estuvieron las cabras que, a diferencia de lo que se puede pensar inicialmente, mostraron una alimentación claramente diferenciada. La cabra doméstica se alimentó principalmente de gramíneas y plantas leñosas, siendo de hecho el ungulado del estudio que más consumió el recurso leñoso, si bien existió un pequeño consumo de plantas arbustivas.

Para finalizar, la cabra montesa presentó un comportamiento pascícola, aunque en pequeñas proporciones se alimentó también de plantas leñosas. Además fue el ungulado que mayor número de especies utilizo en su dieta, es decir, el que presentó una dieta más variada.

Las diferencias son claras, las especies “grandes” basan su dieta en la disponibilidad de alimento, consumiendo los vegetales más abundantes, aunque no sean las más nutritivas compensándolo con las grandes cantidades que ingieren.

Sin embargo, las especies “pequeñas” tienen una dieta de mayor calidad, siendo bastante más variada, no sólo en el número de especies sino también en el tipo de vegetación (gramíneas, herbáceas, arbusto y matorral). Este hecho también podría explicarse por lo reducido de su tamaño estomacal. En cuanto a la localización de las zonas de alimentación, la diferencia entre la cabra montesa y la doméstica fue principalmente altitudinal, ya que la primera aprovechó los pastos de alta montaña y zonas rocosas, de difícil acceso para el ganado y la doméstica utilizó pastizales y matorrales en altitudes menores.

Entonces… ¿rivalizan o no el ganado y las cabras montesas? Según este estudio, apenas existe competencia por los recursos vegetales entre las distintas especies. Mientras las dos especies de cabras se sitúan en estratos altitudinales distintos, el ganado mayor (vaca y caballo) aún compartiendo los mismos pastizales, se alimentan de especies distintas, por lo que “aunque compartan mesa no piden el mismo menú”.

Referencia del trabajo: MARTINEZ, T. (2007) “Estrategia alimentaria de la cabra montés y de los herbívoros domésticos simpátricos en el centro de España”. II Congreso Internacional del género Capra en Europa” Granada. Pag: 71-88 

Pablo Pereira. Retratos de Fauna
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Perdices molleda
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter