Estás en: Inicio > Ciencia y Caza > Así beben las perdices
Ciencia y Caza

Así beben las perdices

El agua, un elemento imprescindible en nuestros cotos

04 mayo 2020

En esta época del año no son pocos los cotos que están planificando ya la instalación de bebederos para la caza menor, principalmente dirigidos a las perdices, dado que el perdigón necestia de un gran aporte de agua derivado de la necesidad de proteína durante las primeras etapas de vida.

Para hacernos una idea, por cada gramo de proteína que el perdigón "fija" en su anatomía necesita de cuatro gramos de agua.

Pese a que muchos cotos utilizan bebederos y se da por hecha su necesidad, pocos estudios han tratado en profundidad este asunto y surgen muchas preguntas al respecto, ¿son realmente utilizados?, ¿se utilizan mucho o poco?, ¿qué factores están implicados en su utilización?

Un trabajo firmado Sánchez-García, coordinador de Ciencia y Caza, y colaboradores de la Universidad de León, estudió durante tres veranos consecutivos los patrones de utilización de bebederos artificiales por parte de la perdiz roja mediante técnicas de fototrampeo.

Para ello los autores controlaron 10 bebederos con cámaras desde mediados de junio hasta mediados de octubre. Los bebederos utilizados eran de hormigón, estando rodeados de un mallazo de tetracero para evitar el aprovechamiento por parte de ganado, caza mayor, perros y otros predadores que pudieran dañar el dispositivo. A su vez se comparó el efecto del emplazamiento del bebedero en la utilización por parte de las perdices y para ello se establecieron cinco parejas de bebederos y, en cada una de ellas había un bebedero rodeado de cobertura vegetal y otro sin dicha cobertura.

Las perdices utilizaron los bebederos durante los tres veranos estudiados, pero fueron usados principalmente durante Agosto, disminuyendo el uso hasta mediados de Septiembre, siendo el uso reducido en Octubre.

Se observó una rutina de uso diario con la mayoría de las fotos tomadas desde las 8 hasta las 11 horas de la mañana (54.8% del total de las fotos). Se observaron distintos comportamientos en las perdices (beber, comer/revolcarse cerca del bebedero, vigilar, moverse) y estos comportamientos no variaron a lo largo del día de manera significativa. En la mayoría de fotos tomadas se vieron adultos, con un porcentaje pequeño de fotos mostrando igualones y perdigones (26.5%). Las perdices utilizaron en mayor medida por los bebederos con cobertura vegetal.

Resultó interesante comprobar que cuanto mayor era el bando de perdices menor era el número de perdices vigilando en los bebederos con cobertura vegetal, lo cual sugiere que las perdices podrían estar seleccionando los bebederos en función de la seguridad.

Por lo tanto, las perdices sí utilizan los bebederos durante el verano y las conclusiones más importantes que sacamos son;

  • 1. No parecen "ir de inmediato" a los bebederos, sino que parece existir una respuesta tardía al calor y bajada de humedad, de ahí que en este estudio fueran más en el mes de Agosto, cuando el campo ya acusa la falta de agua.
  • 2. Los bebederos con cobertura vegetal fueron preferidos por la especie, posiblemente porque se sintieron más seguras.

Si quieres conocer todos los detalles de este trabajo en el que participamos activamente y otros muchos detalles prácticos del uso y gestión de bebederos en cotos de caza aprovecha la oportunidad e inscríbeté en nuestro Curso online sobre Gestión de Bebederos y Puntos de Agua para la Caza, ¡te esperamos!

Referencia del trabajo: 

SÁNCHEZ-GARCÍA, C., ARMENTEROS, J.A., ALONSO, M.E., LARSEN, R.T., LOMILLOS, J.M., GAUDIOSO, V.R. Water-site selection and behaviour of red-legged partridge Alectoris rufa evaluated using camera trapping. Applied Animal Behaviour Science. 2012. vol. 137, p. 86-95. Palabras clave: bebederos, gestión, perdiz roja.

ForestCaza
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
El Morral del Cazador
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter