Estás en: Inicio > Actualidad cinegética > Coronavirus y fauna silvestre
Crédito de la imagen Pixabay
Actualidad

Coronavirus y fauna silvestre

Cuando la ciencia avisa hay que hacer caso

23 marzo 2020

A pesar de que no se trata de un artículo relacionado con la actividad cinegética, ante la difícil situación en la que nos encontramos a nivel mundial, con una pandemia casi sin precedentes en la historia más reciente de la humanidad, hemos pensado que sería interesante rescatar un artículo publicado ya en el año 2007 que nos hablaba ya del coronavirus.

Son muchos los trabajos disponibles al respecto, algunos ya con una cierta antiguedad, lo que nos indica que este virus no es algo nuevo, sino que se conoce desde hace tiempo y, además, tiene relación con otros que ya habían causado algunos problemas.

En todo caso, nos ha llamado más la atención este trabajo que, como decíamos, se publicó en el año 2007 en la revista científica "Clinical Microbiology Reviews".

El artículo, titulado " Sindrome Respiratorio Agudo Severo causado por coronavirus como agente de infecciones emergentes y reemergentes", analizaba la importancia de este virus por su presencia en la fauna silvestre y su capacidad de afectar a las personas, es una zoonosis.

Tras el brote surgido en el año 2003, denominado SARS-CoV (sindrome respiratorio agudo causado por coronavirus), mucho más reducido y menos contagioso que el actual, los autores del artículo decidieron hacer una revisión de la situación al respecto, señalando que hasta entonces solo se conocían otros 12 coronavirus humanos o animales, incluyendo coronavirus que se encontraban presentes en animales como la civeta (un mamífero carnívoro que vive en India o China y pertenece a la misma familia que nuestras ginetas, los vivérridos) y los murciélagos de herradura.

Tras ese brote en 2003, que generó un gran impacto social y económico en Asia, numerosos grupos de investigación se interesaron por los coronavirus, encontrando, al menos, 36 tipos.

Los autores destacaban ya que el hecho de que los murciélagos fuesen reservorio natural de coronavirus y que las civetas actuaran como hospedador también, dificultaba enormemente el control y la bioseguridad en granjas, mercados... que podrían ser puntos de difusión de enfermedades emergentes.

El propio texto citaba literalmente que " la presencia de un gran número de reservorios de coronavirus, junto con la cultura de consumir animales exóticos en el sur de China, es una bomba de relojería"

Por desgracia, parece que los peores presagios de esos autores se han cumplido y ahora solo podemos tratar de trabajar unidos para superar la situación, agradecer el esfuerzo a aquellos que se encuentran en primera línea, sanitarios, cajaras y reponedores, transportistas, agricultores y ganaderos... y pedir al resto que nos quedemos en casa durante unos días para que todo se pueda resolver cuanto antes.

Referencia del artículo:

Vincent, C., Lau, S. K., Woo, P. C., & Yuen, K. Y. (2007). Severe acute respiratory syndrome coronavirus as an agent of emerging and reemerging infection. Clinical microbiology reviews20(4), 660-694.

Pablo Pereira. Retratos de Fauna
Obtén acceso a nuestras comunicaciones exclusivas, comenta y participa en nuestra comunidad Regístrate

Formación cinegética basada en la ciencia

Aula virtual

ACCESO DE ALUMNOS

Cursos disponibles

Ver todos los cursos
Perdices molleda
Sigue a Ciencia y Caza en: Facebook Twitter