Estás en: Inicio > Sanidad cinegética > Sarna sarcóptica en fauna cinegética

Sarna sarcóptica en fauna cinegética

Sanidad15 febrero 2012

La sarna es una de las enfermedades parasitarias que mayor repercusión está teniendo en la fauna silvestre. Además es una zoonosis, esto es, se contagia entre los animales y el hombre.

El parásito que lo ocasiona es el ácaro Sarcoptes scabiei.

Está distribuido a nivel mundial y afecta a gran número de especies, si bien existen variedades especificas con el hospedador. Entre las especies afectadas se encuentran:

• Ganado doméstico: cabras, cerdos, ovejas y vacas.
• Fauna silvestre: Cabra montés, rebeco, arruí (ungulados gregarios) y el zorro. También pueden padecer la enfermedad esporádicamente los ciervos, conejos, mustélidos y felinos.
• Especies de interés especial: lobo y lince.

¿Qué síntomas tiene la sarna?

La hembra del ácaro escaba galerías en la capa cornea de la piel donde deposita sus huevos, provocando procesos de inflamación y picor intenso. Posteriormente evoluciona a zonas con alopecia (sin pelo). Generalmente, los síntomas aparecen en determinadas zonas de la piel (codos, orejas, parte ventral del abdomen) extendiéndose a medida que avanza la enfermedad.

Existen distintos grados de enfermedad, en función de la superficie cutánea afectada.

Tratamiento: Ivermectina (antiparasitario). Se puede usar por via subcutanea, via oral o via tópica (pipetas). En realidad, este tratamiento en animales silvestres es complejo por las limitaciones que tiene un manejo en cautividad de estos animales o su aplicación en campo a grandes poblaciones.

La repercusión en los animales de abasto está provocada por pérdidas económicas relacionadas con su tratamiento y control, así como una pérdida de productividad y la prohibición de mover animales enfermos.

Aunque está difundida a nivel mundial, en varias especies, solo en algunas pueden aparecer brotes epidémicos (gran número de animales afectados) como los casos sucedidos en nuestro país en la cabra montesa, arruí y el rebeco cantábrico.

Estos brotes epidémicos provocan grandes descensos poblacionales hasta que finalmente se estabilizan (carácter autolimitante de la enfermedad). Los motivos de estos brotes son, entre otros, el carácter gregario de las especies y unas grandes densidades poblacionales que, facilitan la aparición de enfermedades parasitarias.

No debemos olvidar el papel de transmisión de la enfermedad de otras especies silvestres y el papel de las especies domésticas. En la sarna en concreto, se cree que el origen de la enfermedad en la fauna silvestre está en el ganado doméstico.

En cualquier caso, una correcta gestión cinegética de las poblaciones afectadas es una herramienta fundamental para el control y erradicación de la enfermedad en especies de caza.

Ingeniería Cinegética de la Mancha

Aula virtual de ciencia y caza

Un espacio dedicado a la formación cinegética basada en la ciencia...

Próximos cursos
Esfor3
Consultoría
Cinegética
No te quedes
con la duda,
consúltanos
¿Sabías que?
Sigue a Ciencia y Caza en:
Facebook Twitter
Forest Caza